Morcillas del campo

Las morcillas del campo es un plato vegetariano a pesar de su nombre, típico de la región de Murcia y muy muy fácil de hacer:

1 berenjena
1 cebolla
un puñado de piñones
orégano
aceite de oliva

01 Pelamos la berenjena, la troceamos y la dejamos en agua y sal media horita.
02 En una sartén con aceite freímos los piñones. Reservamos.
03 Cortamos la cebolla a trozos y la freímos. Cuando empiece a estar pocha, añadimos la berenjena bien escurrida y lo dejamos cocer a fuego lento, removiendo de vez en cuando.
04 Unos minutos antes de retirarlo del fuego añadimos los piñones y el orégano.

Gambas al piri-piri con sésamo negro

un puñado de gambas frescas
2 cucharadas de semillas de sésamo negro
una cucharadita de chile en polvo
media cucharadita de cúrcuma
el zumo de medio limón
cilantro fresco, picado
1 ajo
aceite

01 Pelamos las gambas y las untamos con zumo de limón. Reservamos.
02 Trituramos unas cuantas semillas de sésamo y las mezclamos con la cúrcuma, el chile, la sal y una cucharada de aceite.
03 Untamos las gambas con la marinada y las dejamos marinar un par de horas.
04 Ponemos a calentar aceite. Cortamos el ajo y lo sofreímos, yendo con cuidado que no se queme.
05 Arrebozamos las gambas con el resto del sésamo y las freímos. Las decoramos con el cilantro picado y las servimos bien calientes.

Té con menta

Un té dulce, dulcísimo, que emana hospitalidad y exotismo.

té verde tipo “gunpowder
un manojo de hojas de hierba buena o menta
azúcar

01 Ponemos agua a hervir en una tetera que pueda ir al fuego.
02 Cuando hierva, la retiramos del fuego e introducimos el té en un filtro (una cucharadita por persona), el manojo de hojas y una cucharada de azúcar por persona.
03 Lo ponemos de nuevo al fuego y lo llevamos al punto de ebullición.
04 Ahora apagamos el fuego, sacamos el filtro con el té y servimos un vaso, que acto seguido devolvemos a la tetera. Repetimos la operación dos veces más.
05 Servimos el té con menta con la tetera elevada.

Referencias:

Te a la menta al estilo jordano
Te a la menta al estilo marroquí (minuto 8:00 del vídeo)

Té con canela

té negro
una rama de canela

01 Ponemos agua a hervir con la ramita de canela. La dejamos infusionar unos 10-15 minutos.
02 Pasado el tiempo apagamos el fuego y echamos, en la olla, una cucharada y media de té por persona.
03 Tapamos y lo dejamos reposar el tiempo que indique el té (entre 3 y 5 minutos normalmente).
04 Destapamos y servimos la infusión en las tazas, filtrando con un colador.

Variaciones: al té con canela se le puede añadir jengibre fresco, leche o miel si nos gusta más dulce, especias como el clavo o el cardamomo, o incluso trozos de manzana a rodajas bien finitas.

Ñoquis de zanahoria con pimienta de Jamaica

Para 2 personas:

2 o 3 patatas, hervidas y peladas
1 zanahoria, pelada y hervida
100 g de mantequilla
100 ml de crema de leche
una pizca de nuez moscada
2 o 3 granos de pimienta de Jamaica, triturados
queso rallado
harina, sal

01 Chafamos las patatas y la zanahoria. Añadimos la mitad de la mantequilla y vamos incorporando harina hasta obtener una masa homogénea.
02 Hacemos cilindros de masa y los cortamos en porciones del tamaño de una falange. Los decoramos marcándolos con un tenedor.
03 En una olla calentamos la mantequilla y la crema de leche. Añadimos las especias y finalmente el queso hasta que se deshaga.
04 Ponemos a hervir una olla con agua y sal. Tiramos los ñoquis de pocos en pocos. Cuando salgan a la superficie están hechos.
05 Los pescamos con un colador y los mezclamos con la salsa.

Masala chai

El té con especias o masala chai es el té tal y como lo toman en la India, un té fuerte, muy dulce y ligeramente picante que se prepara con té negro, leche fresca de vaca y una gran variedad de especias: cardamomo verde, canela, pimienta negra, clavo, hierba limón, jengibre fresco, anís estrellado… Son muchas las combinaciones y las proporciones de cada especia. También la manera de preparar-lo depende de cada cual: hay quien pone las especias enteras, o solo algunas, o quien prefiere prepararse un combinado, un masala, por comodidad y por el resultado, tan sabroso. Y si luego hablamos del masala chai en Occidente, ¡el abanico de posibilidades se multiplica! Masala chai hecho con leche de avena o de soja o sin leche, hecho con rooibos o con té rojo ¡o incluso sin té! Pero sea como sea vuestro masala chai favorito, hay que saber por dónde empezar. Esta es nuestra receta:

Para 2 personas:

1/2 taza de agua
1 taza de leche fresca
2 o 3 cucharaditas de té negro broken
1/2 cucharadita de MASALA PEL CHAI
mediio pulgar de jengibre fresco
2 cucharaditas de azucar

01 Ponemos agua a calentar en un cazo y troceamos o machacamos el jengibre.
02 Echamos el jengibre, el té, el MASALA y el azucar en el cazo. Cuando empiece a hervir echamos la leche.
03 Dejamos que vuelva a hervir y justo entonces bajamos el fuego.
04 Lo dejamos cocer unos minutos más. Cuando vaya a hervir de nuevo apagamos el fuego.
05 Servimos el masala chai directamente en la taza usando un colador.

Rabo de toro con bayas de enebro

1 kg de rabo de toro, cortado
1 cebolla
1 puerro
1 o 2 zanahorias
1 o 2 tomates, triturados
1 vaso de vino tinto
caldo de carne / agua
3 o 4 clavos
5 o 6 granos de pimienta de Jamaica
un puñado de bayas de enebro
harina, aceite, sal

01 Salpimentamos la carne, la enharinamos y la sellamos en una cazuela. La reservamos.
02 Cortamos las verduras y las pasamos por la misma cazuela: cebolla, puerro y zanahoria.
03 Añadimos las especias y, algo más tarde, el tomate.
04 Ahora le toca a la carne y al vaso de vino. Removemos unos segundos y tiramos el caldo.
05 Tapamos y lo dejamos cocer 2 horas aprox. a fuego lento. Hay que vigilar que no se pegue y si hace falta añadir más caldo.
06 La salsa se puede triturar y pasar por el chino para hacerla más fina.