Hoji kukicha

Se trata de un tipo de hojicha o té tostado japonés hecho a partir de kukicha (té de tallos de sencha o bancha). En el caso de este té, los tallos se tuestan en una olla de porcelana sobre carbón; el resultado es un té que no parece té y que puede echar para atrás a alguno, pero que no os engañe su aspecto: a pesar de su fuerte aroma a tostado tiene un gusto extranyamente suave, con notas acarameladas que recuerdan al café o al chocolate. Además, el proceso de tostado ayuda a reducir todavía más la ya de por sí poca cafeína presente en este té, convirtiéndolo en un té perfecto para la tarde o noche o para que lo disfruten también los niños.

Como habréis adivinado, al hoji kukicha al ser un té especial no le podemos aplicar los parámetros clásicos de tiempo y temperatura que aplicaríamos a un té verde corriente. Para sacar todo el partido a este té lo mejor es usar agua en su punto de ebullición, y dejarlo reposar entre 1 y 2 minutos. Esto nos dará una primera infusión potente. Luego podremos reinfusionarlo, pero para ello deberemos alargar el tiempo hasta 4, 6 o incluso 8 minutos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *