Honeybush, el arbusto de miel

Si en los últimos años el rooibos y sus virtudes han triunfado entre los que buscaban una bebida amable, saludable y fácil de preparar y disfrutar, ¿qué no hará el honeybush, este arbusto también sudafricano más dulce y suave si cabe y con tantas o más propiedades?

Pero empecemos por el principio. El honeybush, o heuningbos en afrikáans (literalmente, “arbusto de miel”), es un género de plantas endémico de las provincias más meridionales de Sudáfrica, cerca del mar, que debe su nombre a las flores amarillas que lo cubren en primavera y al olor a miel que desprenden. El género Cyclopia lo componen una veintena de especies, y son cinco las que principalmente se recolectan o cultivan para luego trocear sus ramas y dejarlas fermentar y secar hasta obtener una tisana de gusto agradable y con grandes beneficios para la salud. ¡No es casualidad que las tribus africanas de la zona la lleven disfrutando desde hace generaciones!

En Occidente, en cambio, solo se conoce y consume desde hace unos pocos años. Como en el caso del rooibos, su atractivo principal es la ausencia de cafeína, pero enseguida llaman la atención la gran cantidad de minerales y antioxidantes que aporta y sus propiedades digestivas y antidepresivas entre otras. Respecto al gusto, este recuerda a los frutos secos, es muy suave y deja una sensación refrescante. Es una bebida que se puede infusionar tanto o tan poco como queramos, que admite todo tipo de combinaciones para endulzarla o aromatizarla, que se puede tomar caliente, fría… Una bebida tan versátil como nosotros queramos hacerla.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *