Iced tea, ¡mil maneras de refrescarnos este verano!

Con la llegada del buen tiempo empezamos a buscar alternativas refrescantes a nuestras bebidas habituales. En el caso del té, la influencia americana nos ha enseñado que existe una bebida llamada “iced tea” o té helado, omnipresente a todas las barbacoas de ese vasto país (o eso parece). ¿Pero en qué consiste exactamente? ¿Cómo se prepara? Ah, esta es la cuestión, puesto que se puede preparar ¡de mil maneras distintas! A partir de aquí seguro que más de uno pensará que somos unos blasfemos pero, si sois gente atrevida, seguid leyendo…

Para empezar, tenemos numerosas opciones en cuanto al té a utilizar: ¿negro? ¿Verde? ¿Puro o aromatizado? ¿Y qué aroma? Parece evidente que la respuesta es “el que más nos guste”, pero muchas veces no nos atrevimos a probar, quizá porque nos falte un empujoncito, escuchad, escuchad: ¡es difícil que un té helado salga mal! Sí, lo decimos así con toda impunidad, porque os consideramos gente de mente abierta como nosotros y capaces de apreciar los diferentes estilos de infusión por sus atractivos particulares. Y si un té no nos queda como nos gustaría ¡seguro que el siguiente será mejor!

Pero sigamos con el abanico de opciones. Ya nos hemos decidido por un té negro puro bien robusto, o quizá por un rooibos perfumado con aromas de fruta madura. ¿Acaban aquí los ingredientes? No necesariamente. De hecho, dependiendo de a quién le preguntes te dirá que te falta uno muy básico: ¡el azúcar! Endulzar nuestro té con azúcar o miel es una opción de lo más razonable que dependerá exclusivamente de cómo nos guste a nosotros y no es en ningún caso un sacrilegio. También podéis contemplar el añadir zumo de lima o limón, hojas de menta o albahaca, especias varias y hasta crema de leche o leche de coco como hacen en Tailandia.

Y ahora viene el quid de la cuestión: ¿infusionamos en té en caliente y lo dejamos enfriar o lo hacemos directamente en frío? Pues depende: nosotros os recomendamos probar de ambas maneras y elegir la que prefiráis porque, y esto hay que tenerlo claro, el resultado no es el mismo: cuando infusionamos en caliente (como si hiciéramos un té de manera tradicional, vamos), aparte de que necesitamos mucho menos tiempo, unos minutos tan solo, para extraer todas las partículas solubles de las hojas, estas son sometidas a un proceso de cocción que modifica el gusto y los aromas del té. Esto en cambio no sucede si este se ha preparado directamente con agua fría: el resultado es una infusión menos aromática, más afrutada y suave (lo que significa que no hará falta tanto azúcar, ¡ojo!), y con un color translúcido precioso. Ahora bien, necesita mucho más tiempo de infusión, dos horas mínimo, con la ventaja, eso sí, de que cuando acabemos de infusionar ya tendremos la bebida fría y lista para servir, mientras que si el té infusionado en caliente lo queremos tomar al momento tendremos que recurrir a cubitos de hielo que inevitablemente aguarán la bebida. Como veis, cuando queramos preparar un té helado hará falta un poquito de previsión y ajustar las proporciones según el método que vayamos a seguir.

Y después de tanto rollo… ¡a experimentar! He aquí unas cuantas ideas para empezar:

– El “sun tea” es una manera de preparar té helado que aprovecha el calor del sol para infusionar las hojas. Estas tenéis que meterlas con agua en un recipiente transparente y cerrado que deberéis dejar al sol entre 3 y 5 horas, y refrigerarlo al terminar.
– Si queréis tener té helado listo para el día siguiente, ¡una manera es dejarlo infusionando toda la noche en la nevera!
– Dadles otra vuelta de tuerca a vuestras infusiones añadiendo un poco de alcohol: ¡el último grito en coctelería original!
– No os quedéis solo en los tés: ¡probad otras bebidas! El rooibos, la flor de Jamaica, la lavanda, las infusiones de frutas… ¡En la variedad está el gusto!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *