Menta, mentirosa

¿Sabíais que la menta es una planta maldita? Dice la tradición popular que la Virgen María, cuando huía hacia Egipto perseguida por Herodes, se escondió en un escaramujo con su hijo. La menta delató el escondrijo, y ella la maldijo diciendo

“Calla la menta xarrayre,
que n’ ets menta y mentirás
y mentres ne serás menta
florirás y no granarás.”

(Calla, menta habladora,
eres menta y mentirás
y mientras seas menta
florecerás y no granarás.
)

Y desde ese día la menta no hace semillas.

A continuación encontraréis la versión completa del cuento tal y como la recopiló Francesc Pelai Briz y Fernández a Cansons de la terra (1866-1877).

“María ja ‘l ne volcava
á lo seu fillet aymat,
y mentres que ‘l ne volcava
gran remor sent pel vehinat.
Ja ‘n pregunta á las vehinas
—¿Vehinas, que n’ es estat?
—Senyora es lo rey Herodes
que rodeja la ciutat;
y á tots los infants que troba
á tots los hi lleva ‘l cap.
—No ‘u fará á ne ‘l meu fillet,
que ‘l tindrè ben amagat.
Al sortirne de la porta
rey Herodes han trobat.
—¿Qué portéu aquí, María,
que portéu tan amagat?
—Ne porto un xiquet de trígol,
trígol del mes ben triat.
—Me ‘l voléu donar á vendre
ó be á empenyar aquest blat?
—No ‘us lo vull donar á vendre
ni ‘l vull tampoch empenyar,
qu’ ab aquest xiquet de trígol
tot lo mòn será salvat.

—Sembrador, bon sembrador
vos que ‘n sembréu del bon blat.
¿Tindriau una garbera
pera podermhi amagar?
—Com voléu tinga garbera
si ara me ‘l poso á sembrar?

—’Neu á cercar la falseta
y á punt de segá’ estará.—
Quan ne torna ‘l sembrador
lo troba sech y granat.
A la primera garbera
la Verge se va amagar.
No va trigá’ á passa’ un’ hora
que per allí van passar
molta gent tota ella ab armas
que pels camins va cercant.

—Arrera, arrera gent d’ armas
nou mesos que j’ han passat.—
La perdiu qu’ aixó sentía
diu:—aixó no es pas veritat.
—Calla, calla tu perdiu
malehit será ‘l teu cap
per la paraula qu’ has dit…—

La menta ja responia:
—Sota ia garbera está.—
—Calla la menta xarrayre,
que n’ ets menta y mentirás
y mentres ne serás menta
florirás y no granarás.

Que tan beneyta fou l’ hora
en que ‘l fill de Deu fou nat!”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *