Entradas

Josenea, hierbas aromáticas contra la exclusión social

Los conocimos en Biocultura y nos encantó el proyecto de esta asociación sin ánimo de lucro que se dedica a cultivar hierbas para luchar contra la exclusión social. Sí, sí, lo habéis escuchado bien. ¿Idealistas? ¿Pioneros? Os los presentamos.

La finca de la asociación Josenea se encuentra en Navarra, a pie de los Pirineos y bañada por el río Irati. Un paraje bucólico donde cultivan una gran variedad de plantas aromáticas y medicinales, más de 70, para después elaborar con ellas infusiones, cosméticos, aceites esenciales, etc. El cultivo se hace a mano con gran mimo, sin utilizar pesticidas ni abonos químicos. Todo el proceso de producción está cuidadosamente diseñado para garantizar la calidad del producto y que este llegue al consumidor en condiciones óptimas de conservación y con todos sus principios activos intactos. También se preocupan de la energía que usan en sus instalaciones, que es totalmente renovable. El sello ecológico que ostentan desde 2003 da fe de su nivel de compromiso.

Pero lo que más sorprende de Josenea son sus trabajadores. Estos provienen de varias instituciones y servicios sociales y son siempre gente en situación de riesgo de exclusión social. Y es que la asociación defiende el trabajo y lo que se deriva de él (formación, obtención de hábitos, mejora de la autoestima) como un medio para conseguir con éxito la inserción en el mercado laboral.

Si queréis conocer más a fondo Josenea, podéis visitar su página web. Además, podréis comprar sus hierbas aromáticas en nuestra tienda: disponemos de orégano, albahaca, ajedrea, tomillo…

Spaghetti alla puttanesca

Corren mil leyendas sobre el origen del nombre de esta receta italiana. Lo que todo el mundo tiene claro son los ingredientes. Y que pica. Un uovo.

Para 4 personas:

espaguetis
tomate fresco triturado y/o unos cuantos tomates de pera
un puñado de alcaparras
un puñado de aceitunas negras sin hueso
2 o 3 ajos
3 o 4 anchoas
1 o 2 guindillas rojas secas o una cucharadita de chili molido
albahaca fresca
aceite, sal

01 Ponemos a cocer los espaguetis con abundante agua y sal.

02 Echamos un chorro generoso de aceite en una sartén y sofreímos los ajos pelados y cortados, las anchoas cortadas a trocitos hasta que se deshagan, las aceitunas cortadas por la mitad, las alcaparras y la guindilla. Si esta es molida hay que vigilar que no se nos queme.

03 Echamos el tomate y lo dejamos freír unos minutos más. Antes de servir nuestra puttanesca particular decoramos el plato con unas cuantas hojas de albahaca.

Espaguetis al pesto

Si sois gente amante de la pasta, coincidiréis con nosotros en que el pesto es una de las salsas más sensacionales que existen por su sencilla pero acertada combinación de ingredientes: albahaca, piñones, ajo, aceite y parmesano. Todo fresco y de calidad, aquí reside la virtud de una salsa que apenas requiere preparación y que tendréis lista en 10 minutos. Además, cuando la probéis casera tendréis tamaña revelación que podréis dar por finalizada esa fatigosa búsqueda de un pesto de supermercado que valga la pena. ¡Creedme, no hay excusas! Y menos cuando en Masala encontraréis albahaca fresca esperándoos cada jueves. ¡¡Perfetto!!

Para 2 personas:

160 g de espaguetis
40-50 g de albahaca fresca
1 ajo
un puñado de piñones
20 g de parmesano rallado
50 ml de aceite de oliva

01 Ponemos a calentar una olla grande con bastante agua (litro y medio…). Cuando empiece a hervir echamos un poco de sal.

02 Ahora ponemos a calentar agua en un recipiente más pequeño y le echamos el ajo pelado. Cuando hierva lo retiramos y blanqueamos la albahaca durante 5 segundos; eso evitará que las hojas se oxiden. Luego sumergimos las hojas en un bol de agua helada para detener la cocción y las secamos con papel de cocina.

03 Cuando el agua hierva echamos los espaguetis, removemos y los dejamos cocer.

04 Mientras tanto trituramos en el minipímer la albahaca, el parmesano, los piñones, el aceite y el ajo.

05 Cuando la pasta sea al dente la escurrimos y la mezclamos en un bol con la salsa.

Albahaca, la hierba sagrada

¿Quién no conoce la albahaca? En pestos, en ensaladas, en carnes, esta planta de aroma delicioso es un indispensable de la cocina mediterránea. Lo que quizá no supieses es que se empezó a cultivar en la India, donde todavía se la venera por sus propiedades medicinales. La llaman “tulsi” o albahaca sagrada (Ocimum tenuiflorum), y es una especie un poco diferente de la que utilizamos aquí (Ocimum basilicum), que se conoce como albahaca dulce. De esta también hay múltiples variedades, como la morada, la genovesa, la de hojas finas…

La albahaca se puede consumir seca, pero es una solución de emergencia para los meses de invierno o cuando no tenemos a mano. Y es que es fresca cuando despliega todo su arsenal aromático. Lo mejor es consumirla cruda o cortarla y añadirla al final de la cocción. También se puede blanquear, una manera de que mantenga su gusto y color durante más tiempo.

Para conservarla fresca, se puede congelar, metiéndola bien comprimida en los agujeros de la cubitera. Pero la mejor manera es en aceite: no solo conservaréis la hierba fresca durante días sino que además ¡conseguiréis un maravilloso aceite aromatizado! Eso sí, no os olvidéis de guardar el reciepiente en la nevera.

Una forma poco habitual aquí es tomarla en infusión, ya sea sola o acompañando un buen té verde o blanco. ¡Te sorprenderá!

Nombre técnico: Ocimum basilicum

Catalán: alfàbrega
Español: albahaca
Francés: basilic
Inglés: basil

¿No sabes dónde comprar? ¡Visita MASALA ONLINE!