Entradas

Gulash

Después de que a la familia no les convenciese el arroz aromatizado con alcaravea que hice para darles a conocer esta especia típica del norte de Europa, decidí sacar el armamento pesado: ¡el gulash! Pero ah, amigos, encontrar una receta que valga la pena cuando se trata de platos tan conocidos es difícil y hay que ir con cuidado si no quieres acabar con la turistada de turno. Así que, después de mucho investigar, llegué a las siguientes conclusiones:

– El gulash no es un solo plato sino muchos, de consistencia y nombres variados (pörkölt, gulyásleves…), que no se cocina solo en Hungría sino también en los países vecinos.
– Los ingredientes varían según la región y los gustos del cocinero, pero hay algunos básicos: cebolla, pimentón y carne, normalmente de buey o ternera. Sobre la alcaravea, depende. En mi opinión, el regusto ácido que le da es de lo más interesante.

Y como el gulash no deja de ser un estofado, lo he adaptado a la receta de nuestro estofado de ternera, incluido el chorrito de vino tinto:


Ingredientes para 4 personas:

600 g de carne de ternera o buey para estofado
2 o 3 cebollas grandes, cortadas
3 o 4 cucharadas de pimentón (dulce o picante)
1 cucharada de alcaravea
Aceite, sal
Vino tinto (opcional)

01 Salamos la carne y la sofreímos en una olla. Reservamos.

02 En la misma olla echamos la alcaravea y, al cabo de un minuto, la cebolla. Sofreímos.

03 Cuando esté cocida echamos el pimentón sin parar de remover para que no se queme, y enseguida echamos la carne. Removemos bien.

04 Ahora es el turno del chorrito de vino, y luego echamos 100-125 ml de agua (que no llegue a cubrir). Tapamos y lo dejamos hora, hora y media, controlando que no falte agua.

Se recomienda dejar asentar el plato unas horas o incluso cocinarlo el día anterior. Sobre el acompañamiento, lo clásico son las patatas.

Rabo de toro con bayas de enebro

1 kg de rabo de toro, cortado
1 cebolla
1 puerro
1 o 2 zanahorias
1 o 2 tomates, triturados
1 vaso de vino tinto
caldo de carne / agua
3 o 4 clavos
5 o 6 granos de pimienta de Jamaica
un puñado de bayas de enebro
harina, aceite, sal

01 Salpimentamos la carne, la enharinamos y la sellamos en una cazuela. La reservamos.
02 Cortamos las verduras y las pasamos por la misma cazuela: cebolla, puerro y zanahoria.
03 Añadimos las especias y, algo más tarde, el tomate.
04 Ahora le toca a la carne y al vaso de vino. Removemos unos segundos y tiramos el caldo.
05 Tapamos y lo dejamos cocer 2 horas aprox. a fuego lento. Hay que vigilar que no se pegue y si hace falta añadir más caldo.
06 La salsa se puede triturar y pasar por el chino para hacerla más fina.