Entradas

Ellurundai (dulces de sésamo)

En la India les vuelven locos los dulces, tienen una gran tradición de golosinas y pastitas hechas con ingredientes tales como khoya (leche semideshidratada), jaggery (azúcar de caña sin refinar) o varias harinas de legumbres que combinan normalmente con frutos secos y una gran variedad de especias. Muchas son recetas sencillas, con ligeras variaciones según la región, recetas que pasan de madre a hija y se preparan en casa para degustar durante las celebraciones religiosas o familiares u ofrecer a los invitados a la hora del té.

Entre estas recetas hay las de la familia de los laddus, dulces con forma de bola, y entre estas están los laddus de sésamo (til laddu en hindi), muy nutritivos y saludables. Uno de los que llaman más la atención es el que se elabora con sésamo negro en la región de Tamil Nadu y que en el idioma de allí se llama ellurundai. Otras curiosidades de la receta es que solo se necesitan 2 ingredientes, se tarda poquísimo en llevarla a cabo y no requiere ningún tipo de cocción. ¿Qué, os animáis?

Para 10-12 bolitas:

100 g de jaggery
150 g de semillas de sésamo negro

01 Tostamos las semillas en una sartén sin aceite durante unos minutos y las dejamos enfriar.

02 Trituramos las semillas con un molinillo de café. A medio moler, añadimos el jaggery desmigajado. Seguimos triturando hasta que nos guste la textura.

03 Con las manos, compactamos la masa haciendo bolitas del tamaño de una albóndiga. El calor de las manos y el aceite del sésamo nos ayudarán en la tarea.

¡Listos! Las bolitas se guardan en la nevera, nos aguantarán un par de semanas.

Sésamo, una pequeña bomba nutricional

El sésamo es la pequeña semilla de la planta Sesamum indicum. Es una semilla con un alto contenido en aceite (un 50%) y muy rica en nutrientes como el calcio, el magnesio o la lecitina, entre otros. Se come crudo, preferentemente tostado que es cuando libera todo su aroma. Hay muchas variedades de sésamo, siendo las más conocidas el blanco, el dorado y el negro.

El sésamo se conoce desde tiempos ancestrales, se han encontrado semillas de sésamo en las milenarias ciudades del valle del Indus que datan del 2000 aC. Durante siglos ha sido un ingrediente muy presente en Oriente Medio y también en la India y Asia, donde se utilizaba su aceite para cocinar. En la península es probable que los árabes introdujesen esta semilla que llamaban “alcholcholen”; un vestigio de ello es el otro nombre que tiene el sésamo en castellano: ajonjolí.

Hoy en día el sésamo se encuentra en prácticamente todas las cocinas del mundo, que lo han adoptado por su agradable sabor a frutos secos y sus propiedades beneficiosas. En panes y pastas, en ensaladas, en dulces, acompañando el sushi, en forma de pasta en la tahina… También el aceite que se extrae de la semilla es exquisito, muy aromático y valorado tanto en cocina como en el ámbito de la salud y la estética. Se trata de un aceite muy rico en antioxidantes, muy usado en cremas y para hacer masajes. Es también muy estable cuando se calienta, cosa que lo hace adecuado para cocinar a fuego alto.

Nombre técnico: Sesamum indicum

Catalán: sèsam
Español: sésamo, ajonjolí
Francés: sésame
Inglés: sesame
Hindi: til

 
 

¿No sabes dónde comprar? ¡Visita MASALA ONLINE!