Entradas

Té de Navidad

Por Navidad, té y rooibos con especias

Es tradicional que por estas fechas se saquen ediciones limitadas de ciertos productos para agasajar a los clientes y festejar la Navidad. Se hace, por ejemplo, con la cerveza (la famosa bière de Noël de Centroeuropa) y también con el té. Nosotros inauguramos la tienda el año pasado con un té y un rooibos navideños originales que gustaron mucho, y este año repetimos idea pero no receta: si el año pasado los protagonistas eran las bayas de enebro y el anís estrellado, este año lo son el clavo y la casia, especias, todas ellas, de lo más invernales, de esas que en medicina ayurvédica se conocen como “calientes”, puesto que tienen la virtud de aportar y mantener la energía del cuerpo. Se trata pues de dos infusiones vigorizantes muy aromáticas, pensadas para combatir el frío e inspiradas en antiguas recetas de vinos y licores medievales especiados, algunos de los cuales dicen que tienen efectos afrodisíacos…

Nuestro té de Navidad lleva: té negro, casia, clavo, anís estrellado, trocitos de manzana y aromas de manzana.

Nuestro rooibos de Navidad (en la foto) lleva: rooibos, casia, clavo, trocitos de jengibre, cilantro en grano, flores de cártamo y aroma natural de naranja.

salvia

Té con salvia al estilo de Jordania

En la puerta contigua a nuestra tienda hay un restaurante árabe, y su propietario siempre comparte con nosotros vivencias y recuerdos de su tierra, muchas veces gastronómicos. El baharat kabsa, los arroces de Jordania… y su té, que toman con hojas de salvia. No es una salvia como la de aquí, precisa, aunque dudo que nuestros paladares inexpertos notásemos la diferencia. Ayer nos trajo un poco y por fin pudimos preparar la preciada infusión. ¡Qué cosa más rica! Infusionada, el sabor de la salvia, que ellos llaman “meramiah”, recuerda al tomillo (de hecho también se puede hacer con esta hierba), pero la manera de preparar este té y sus beneficiosos efectos digestivos y reparadores lo hacen hermano del té a la menta de las tribus del desierto. He aquí su receta…

Para 2 personas:

un puñado de hojas de salvia (como las de la foto)
2 cucharadas de té negro
azúcar al gusto

01) Ponemos agua a calentar. Cuando hierva, echamos la salvia y la dejamos hervir unos minutos hasta que el agua coja color y se torne muy aromática.
02) Retiramos la salvia y con esa agua infusionamos el té de 3 a 5 minutos.
03) Añadimos el azúcar y servimos el té bien caliente.

Té de San Jorge

Cuenta la leyenda que San Jorge, además de un gran guerrero, era muy aficionado a los tés y siempre llevaba un poquito consigo para aliviar sus solitarias andanzas lejos de la civilización. En esa ocasión, después de un combate especialmente feroz contra el dragón, se dio cuenta de que el preciado saquito humeaba en su faltriquera. “Ay de mí”, gimió, “sin té y cerca de las cinco, qué tragedia”. Pero la doncella, que era muy apañá, deshojó una rosa y junto con aquel té chamuscado hizo una infusión cuya receta fue alabada por los maestros teteros de la época y se transmitió de generación en generación hasta nuestros días.

Dice nuestro sommelier:

De color dorado, con aromas intensos que recuerdan a la malta o al cacao y un inconfundible trasfondo ahumado. Sabor untuoso con notas dulces de los pétalos de rosa que redondean y equilibran la combinación. Su paso en boca es ligero pero evoluciona con el tiempo de infusión, que mientras no pase de los 5 minutos no corre peligro de amargar. 

Masala chai

El té con especias o masala chai es el té tal y como lo toman en la India, un té fuerte, muy dulce y ligeramente picante que se prepara con té negro, leche fresca de vaca y una gran variedad de especias: cardamomo verde, canela, pimienta negra, clavo, hierba limón, jengibre fresco, anís estrellado… Son muchas las combinaciones y las proporciones de cada especia. También la manera de preparar-lo depende de cada cual: hay quien pone las especias enteras, o solo algunas, o quien prefiere prepararse un combinado, un masala, por comodidad y por el resultado, tan sabroso. Y si luego hablamos del masala chai en Occidente, ¡el abanico de posibilidades se multiplica! Masala chai hecho con leche de avena o de soja o sin leche, hecho con rooibos o con té rojo ¡o incluso sin té! Pero sea como sea vuestro masala chai favorito, hay que saber por dónde empezar. Esta es nuestra receta:

Para 2 personas:

1/2 taza de agua
1 taza de leche fresca
2 o 3 cucharaditas de té negro broken
1/2 cucharadita de MASALA PEL CHAI
mediio pulgar de jengibre fresco
2 cucharaditas de azucar

01 Ponemos agua a calentar en un cazo y troceamos o machacamos el jengibre.
02 Echamos el jengibre, el té, el MASALA y el azucar en el cazo. Cuando empiece a hervir echamos la leche.
03 Dejamos que vuelva a hervir y justo entonces bajamos el fuego.
04 Lo dejamos cocer unos minutos más. Cuando vaya a hervir de nuevo apagamos el fuego.
05 Servimos el masala chai directamente en la taza usando un colador.

Masala Chai

T054_MASALA CHAI